PLAYGROUND-ISSEY MIYAKE

Por lo visto a la firma HOMME PLISSÉ ISSEY MIYAKE le  supo a poco deleitarnos con su colección AW2019. El mismo día por la noche ISSEY MIYAKE nos convocaba en uno de los epicentros culturales de la ciudad de PARIS: el centro POMPIDOU. Bajo el tema de “PLAYGROUND”, los asistentes llegamos a una especie de pista de circo improvisada.

Tras una apertura musical, casi mística, inspirada en la tradición japonesa, un grupo de jóvenes se apresuraron a irrumpir el centro de la pista, corriendo y saltando. Vestidos en un auténtico arcoíris de colores, con prendas ligeras que se fusionaban con los modelos y sus acrobacias, tiñendo la alegría del momento.

Con “PLAYGROUND”, HOMME PLISSÉ ISSEY MIYAKE, pretende invitarnos a respirar y abrazar nuestro niño interior. Como bien indicaba el director artístico del evento,  Daniel Ezralow, “Los columpios son para todos y para todas las edades, un lugar para recrearse, divertirse y reencontrarnos con nosotros mismos”. Y es que la firma siempre ha tenido como misión y valores la diversidad, la utilidad y el confort.

De ahí su apuesta por un diseño muy personal en el que la investigación de nuevos materiales es una apuesta continua con el objetivo de adaptarse a los nuevos tiempos, sus necesidades y a todas las generaciones.

MIYAKE parte de la pureza de las formas y los materiales y acaba consiguiendo piezas livianas, que se amoldan y adquieren visualmente una complejidad rara y exquisita.

El uso de las artes en todas sus vertientes no es más que una celebración a la vida y al buen hacer de todo el equipo de ISSEY MIYAKE.

Bajo la dirección artística de Daniel Ezralow, la historia y el ADN de MIYAKE bailaba, saltaba y hacía piruetas al son de grandes piezas como la del Piano Concertó 21 in C, de Mozart, o el Danubio Azul de Johan Strauss.

El Centre Pompidou se convirtió por unas horas en una de las cocteleras artísticas más fantásticas de la historia de la moda. Sin duda, HOMME PLISSE ISSEY MIYAKE tatuó esa noche en nuestras vidas un momento mágico.